FORMACIÓN VIAL

por | Ene 29, 2019

Como os podéis imaginar, en STEA, empresa dedicada a la enseñanza de Técnicas de Conducción y Formación Vial, estamos muy preocupados por las cifras relativas a los  accidentes de tráfico y al elevado número de víctimas consecuencia de estos. A pesar de que ha habido una disminución del 60%  en la proporción de accidentes respecto  a los datos de hace 20 años, este grave problema sigue estando presente en nuestras vidas.

 

REDUCIR  ACCIDENTES

 

Por un lado las mejoras en  infraestructuras, con un importante  aumento en kilómetros  de autopistas y autovías. Por otro, el constante desarrollo tecnológico de los nuevos vehículos,  tanto en seguridad activa como en seguridad pasiva, han sido fundamentales en la reducción del  número de accidentes de tráfico.                                        

 

Pero ahora nosotros, como Escuela de Conducción nos planteamos dos dudas:

 

¿Hemos evolucionado los conductores en la misma proporción  en la que lo han hecho vías y automóviles?

 

¿Sería posible conseguir erradicar todos los accidentes?

 

 Estamos seguros de que cada uno de nosotros tendrá una respuesta diferente.

En cuanto a la formación de los conductores, se puede decir que ha mejorado considerablemente gracias a que recibimos mucha más información a través de plataformas digitales, TV, autoescuelas y Escuelas de Conducción.

El problema de la Formación Vial es que para muchos usuarios es complicado costearla. Cuántas veces hemos oído decir que en la autoescuela sólo te enseñan a aprobar. También en algún curso de conducción nos comenta que eso se debería enseñar en la autoescuela.

Lo que sucede es que la mayor parte de los futuros conductores cuando acuden a sacarse el carnet tienen el presupuesto justo para aprobar con el mínimo coste, es decir, con el número mínimo de clases, con lo cual es imposible adquirir la formación necesaria. Además, aunque la enseñanza en Formación Vial  está legislada,  la realidad es que esta asignatura no existe y en los colegios sólo se imparte de manera ocasional.

¿Qué mejor momento de enseñar a los futuros usuarios de vías públicas que en las edades más tempranas? Sin duda, es el momento adecuado para que su mente y su subconsciente sean capaces de adquirir los conocimientos esenciales para aprender  a desenvolverse en el tráfico diario con seguridad y respeto a los demás usuarios.  Aunque la enseñanza en Formación Vial está legislada, la realidad es que esta asignatura no se imparte en los colegios sólo se imparte de manera habitual. En definitiva: FORMACIÓN Y EDUCACIÓN.

Por responder a la segunda pregunta, erradicar todos los accidentes seguramente es utópico, pero creemos que hay que hacer un mayor esfuerzo por mejorar la formación en Seguridad Vial. Perseguir a los conductores con una finalidad claramente recaudatoria no es  la ni la única solución ni la más idónea para disminuir los accidentes. No decimos que no haya vigilancia ni control, pero sí sería necesario aplicar soluciones más efectivas.

¡Esperamos vuestros comentarios!

 

¡Hasta la próxima amig@s!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar