COLOCACIÓN DE LAS MANOS Y MANEJO DE VOLANTE

¡Ya estamos situados correctamente al volante!

 

Ahora hay que saber cómo colocar las manos al volante y cómo manejarlo de la manera más eficaz y correcta.Las manos hay que colocarlas en el eje del volante una frente a la otra (a las 3 menos cuarto) abrazando el aro del mismo con los dedos por el exterior (siempre por fuera, nunca por dentro) y reposando el pulgar en el hueco que hay entre el aro y su radio de unión con el centro del volante.

Antiguamente las manos se colocaban más altas (a las dos menos diez) porque los coches carecían de dirección asistida y se hacía más fuerza tirando desde esa posición…

                                                                                 

 

El manejo en carretera convencional o autopista

 

Cuando circulamos en autopista por ejemplo, donde las curvas suelen ser muy abiertas, el manejo es muy simple, ya que partiendo desde la posición antes descrita, el volante se empujará con la mano contraria hacia donde gira la curva sin necesidad de cambiar las manos de su sitio (es decir, acompañando ambas desde su posición el giro del volante), lo que permite una mayor precisión en el giro y menos brusquedades que si se tirara del mismo con la mano del lado de la curva.

 

 

 

¿QUE ES LA TÉCNICA DE LA SECTORIZACIÓN?

 

En carreteras comarcales donde las curvas pueden ser bastante cerradas y dado que al ser la velocidad inferior que en el caso anterior, se puede usar la técnica de la sectorización que consiste en cambiar una mano de sitio en el volante. Esto es, un poco antes de llegar a la curva coloco la mano del lado de la curva en el radio opuesto y giro con ella tirando del volante hacia el lado de la curva dejando la mano contraria en su lugar y permitiendo que deslice el volante en ella; al salir de la curva se enderezará el volante con la mano contraria actuando de la misma manera.

 

 

 

¿LAS MANOS SE PUEDEN CRUZAR EN EL VOLANTE CONDUCIENDO?

 

Para giros que exijan todas las vueltas del volante (un aparcamiento, un contravolante, etc…) las manos se pueden cruzar, ¡pero ojo: no deben quedarse cruzadas!  Es decir, comienzo el giro empujando con una mano y luego, cuando ésta ha acabado de hacer media vuelta, continuo con la contraria desde su lado opuesto otra media vuelta y así sucesivamente hasta que llego al giro deseado. Para enderezar haría lo mismo en el otro sentido.

En este tipo de giros surgen muchos errores y “manías” en el manejo del volante, como meter la mano por el interior del aro del volante. Esto no debe hacerse, ya que en un momento dado puede quedarse ahí dentro dificultando el manejo de la dirección, con la consiguiente pérdida de control y pudiendo incluso provocar lesiones en dedos, manos y/o brazos.También a veces se emplea la palma de la mano para hacer todo el giro, lo cual si bien en un aparcamiento no tiene mayor problema, sí que nos lo puede acarrear con el coche en velocidad ya que puede escaparse el volante por deslizamiento y además dificulta mucho el encontrar la posición de volante recto, con lo cual no se permite estabilizar el vehículo a la salida de una curva o la salida de un contravolante de la manera más adecuada, segura y rápida posible.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar